Inicio / Noticias

Entrevista

“Azadiractin, 25 años de historia de una materia activa que protege a los cultivos hortícolas de las plagas de hoy”

“Azadiractin, 25 años de historia de una materia activa que protege a los cultivos hortícolas de las plagas de hoy”
Desde el inicio del confinamiento en España, el consumo de hortalizas y patata ha crecido un 18,6 % y su exportación ha aumentado un 12 % durante el primer trimestre de 2020, informa el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales. Los horticultores, que esperan un verano tan exigente como la pasada primavera, se encuentran en plena época de trasplante de los primeros tomates y pimientos en invernadero para producirlos en agosto y septiembre.

Más allá de los inconvenientes surgidos por la pandemia del coronavirus, la polilla del tomate (Tuta absoluta) y los nemátodos en nuevas plantaciones se suman al listado de contrariedades a las que los agricultores se enfrentan esta temporada. Para ello, SIPCAM Iberia, empresa pionera en bioprotección, ofrece soluciones con la sustancia activa insecticida Azadiractin: el bionematicida ADINA -para aplicación vía suelo y control de nemátodos- y ZENITH A26 y ALIGN A26, insecticidas de aplicación foliar para las plagas más importantes de los hortícolas.

Daniel Mulas, Product Manager de Biocontrol y Bióticos, nos explica los principales beneficios de este compuesto frente a otros más conocidos y nos acerca algunos consejos para sacar el máximo partido a nuestros fitosanitarios aptos para agricultura ecológica.

- ¿Qué es la Azadiractin y en qué se diferencia de otros compuestos para cultivo ecológico?

Azadiractin es una molécula extraída de semillas de Azadirachta indica, un árbol cuyas propiedades insecticidas se conocen desde hace siglos en Asia. La mayor fortaleza y diferencia frente a otros insecticidas ecológicos es que esta molécula tiene varios mecanismos de acción insecticida:

-Interfiere en el proceso de muda de los insectos mejorando su eficacia en insectos en su estado larvario.

-Tiene un fuerte efecto antialimentario.

-Posee una importante reducción de la movilidad del insecto.

Este último aspecto permite combatir a las plagas más complejas, ya que en ocasiones se mantienen presentes en el cultivo sin llegar a dañar el fruto. Pero sin duda el principal valor diferencial de esta materia activa de origen natural es su actividad sistémica, que le permite su movimiento por la planta desde el sistema radicular. La Azadiractin protege a la planta desde la raíz hasta la superficie en todo momento.

- Ya son más de 25 años de SIPCAM impulsando el uso del Azadiractin en España. ¿De dónde surge su éxito?

AZATIN fue la primera materia activa que SIPCAM comenzó a comercializar en 1995, posicionándose como empresa pionera en bioprotección en el mercado y apostando por las soluciones fitosanitarias del futuro. Al contrario que muchos otros insecticidas de más fácil manejo, el AZATIN ofrecía un menor impacto medioambiental y de residuos en la cosecha. Cinco años después, ALIGN ya era una marca consolidada que los agricultores más avanzados a las novedades y demandas del sector utilizaban hasta hoy en día.

ALIGN mejoró su formulación para convertirse en ALIGN A26 y llegó al mercado hace un año acompañado del bioinsecticida ZENITH A26 con sus mismos usos foliares en hortícolas de invernadero y aire libre. Este 2020, SIPCAM sigue apostando por la Azadiractin ampliando su catálogo con el bionematicida ADINA, diseñado especialmente para el riego por goteo. Pero cabe reconocer que este desafío y crecimiento del catálogo bio de SIPCAM no hubiese sido posible sin la figura del agricultor pionero, quien antepuso desde el principio el respeto por el medio ambiente y la innovación a la garantía de eficacia de otros productos mucho más agresivos con el suelo.

- ¿Cuáles son las principales ventajas de ADINA y ZENITH A26?

Más allá de ser productos aptos para agricultura ecológica, tanto ZENITH A26 como ADINA son productos con formulación optimizada para cada uso, lo que los convierten en líderes en el mercado de los insecticidas. Así, por ejemplo, ADINA está pensado para usarse para riego por goteo contra nemátodos y otras plagas, como la Tuta Absoluta o mosca blanca, y precisamente ese efecto sobre otras plagas es lo que hace de este bionematicida un producto único.

ZENITH A26, por su parte, posee una fórmula estable que asegura la viabilidad y la eficacia de la materia activa. Sin duda, ahora que tenemos una plaga tan problemática como la Tuta absoluta en tomate, vamos a potenciar el uso de estos productos para minimizar las resistencias que esta plaga ya presenta ante otros insecticidas. Su eficacia ante múltiples plagas y seguridad de manejo sin generar resistencias hacen de ZENITH A26 una apuesta segura para el cuidado de los hortícolas.

- ¿Cómo puede un agricultor de cultivo convencional sacar el máximo potencial del bionematicida ADINA y del insecticida ZENITH A26?

Con ADINA tenemos una flexibilidad enorme en cuanto a sus momentos de aplicación y condiciones. En el caso del cultivo ecológico, recomendamos la primera aplicación después del trasplante, y continuar sucesivamente. Pero no sólo está limitado a agricultura ecológica, porque en caso de la convencional, si el agricultor utiliza nematicidas de síntesis, puede después aplicar ADINA con las ventajas de reducir el número de residuos de fitosanitarios y el interesante efecto sobre otras plagas.

En el caso de ZENITH A26, este bioinsecticida posee usos más arraigados como el control de mosca blanca y trips, pero también destaca gran eficacia en lepidópteros, incluyendo Tuta absoluta, un problema cada vez con más impacto y menos soluciones. Asimismo, el producto cuenta con una fórmula mejorada que incrementa su eficacia y viabilidad, la cual también hemos incorporado a ALIGN A26, insecticida de contacto que transmite máxima seguridad y eficacia.

- El horticultor ecológico se enfrenta a diferentes problemáticas, ¿qué soluciones diferenciadas ofrece SIPCAM?

La agricultura ecológica es un pilar fundamental que la UE quiere desarrollar con las nuevas políticas dentro del pacto verde europeo. Tiene un crecimiento esperado muy importante y en SIPCAM queremos estar ahí como pioneros en la bioprotección que somos. Entre nuestros insecticidas eco tenemos piretrinas concentradas en KRISANT EC y un insecticida todoterreno como es RELEVANT-OIL, que combina las sales potásicas de ácidos grasos con un importante contenido en aceites vegetales.

Además, estamos fortaleciendo la gama de fungicidas con TIMOREX GOLD, un potente antibotrítico de origen natural, y con SUFREVIT como azufre mojable ecológico (ahora que ya no hay posibilidad de espolvoreo en invernaderos). Próximamente el catálogo de soluciones para hortícolas crecerá con el lanzamiento de ARAW, con tres materias activas biofungicidas microencapsuladas para una protección duradera. Todas estas soluciones en bioprotección se completan con los bioestimulantes más punteros, haciendo de SIPCAM un gran aliado a la producción rentable y sostenible en horticultura ecológica y convencional.

- ¿Qué valor aporta el sello Cultivo Zero en los productos de SIPCAM Iberia?

Ya son siete años los que SIPCAM lleva desarrollando la marca de Cultivo Zero, que se basa en diferenciar las soluciones más innovadoras y diferenciadas para cultivos hortícolas. Esta marca busca anticiparse a las tendencias del consumidor y para ello, se basa en cinco pilares fundamentales: minimización de residuos de fitosanitarios y de los riesgos del aplicador, cero imitaciones en los productos, cero apariciones de resistencias y cero impacto sobre organismos auxiliares.

Aquellos productos que cumplen con todos estos aspectos, los catalogamos como Cultivo Zero, por lo que vamos mucho más allá de los productos exentos de LMR (es decir, más allá de lo que se conoce como residuo cero) y eso lo queremos transmitir con esta marca de confianza.