Inicio / Noticias

Actualidad

De razas mejoradas a la inducción de defensas de las plantas: nuevas herramientas de gestión sostenible en el cultivo del pimiento

De razas mejoradas a la inducción de defensas de las plantas: nuevas herramientas de gestión sostenible en el cultivo del pimiento
Interacción mutualista entre Tapinoma ibericum y Aphis gossypii (Jesús Foronda García, IFAPA).
El Encuentro 25 años de control biológico en el cultivo del pimiento en el sureste de España, que se emite el 3 y 4 de marzo desde una plataforma virtual cuyos contenidos audiovisuales estarán disponibles durante dos meses para los inscritos, supondrá una puesta al día de las estrategias de control de plagas y enfermedades en este cultivo

Además de recordar la rápida implantación del control biológico en los invernaderos de Murcia y Almería, entre finales del s. XX y principios del s. XXI, un hito que supuso un cambio de paradigma en la agricultura española, especialmente en el desarrollo de los cultivos hortícolas del sudeste peninsular, el Encuentro pone el foco en nuevas herramientas de gestión sostenible que se están abriendo paso en la investigación y pueden definir la protección de cultivos en los próximos años.

Pablo Bielza, catedrático de Producción Vegetal de la Universidad Politécnica de Cartagena y presidente de la Sociedad Española de Entomología Aplicada (SEEA), presentará su proyecto de selección de razas mejoradas del depredador Orius laevigatus, con características que les confieren un mejor desempeño como agentes de control biológico, especialmente en condiciones difíciles. "Hemos desarrollado una raza con un mayor potencial biótico cuando se alimenta de polen, lo que le permite una mejor supervivencia y reproducción con baja densidad o ausencia de presa. Además, hemos obtenido razas con resistencia a diversos insecticidas, como piretroides y piretrinas, spinosad, indoxacarb y emamectina, lo que posibilitará su compatibilidad con tratamientos contra plagas secundarias", explica. En su laboratorio también han conseguido desarrollar una raza con mayor tolerancia al frío, con una superior reproducción y depredación a bajas temperaturas, "lo que permitirá ejercer un buen control del trips en los meses de invierno o primavera temprana", y una raza con mayor tamaño corporal, mayor fecundidad y mayor capacidad depredadora.

Estefanía Rodríguez, investigadora del Departamento de Protección Vegetal Sostenible de IFAPA, en Almería, ha estudiado cómo manipular el sistema mutualista entre hormigas y pulgones para favorecer el control biológico en cultivos hortícolas. Así, se ha comprobado que presencia de la especie de hormiga Tapinoma ibericum reduce el control biológico realizado por la avipilla Aphidius colemani sobre el pulgón del algodón, Aphis gossypii, y afecta de forma negativa la presencia del resto de enemigos naturales de los pulgones, a excepción del cecidómido Aphidoletes aphidimyza. "La estrategia integrada de control de pulgones debe contemplar necesariamente el manejo de las hormigas y la diversificación de los enemigos naturales contra pulgones. Cualquier manejo de T. ibericum debería realizarse en invierno, cuando los nidos se encuentran más reducidos. La adición de sustancias azucaradas y la aplicación de los conocimientos derivados de interacción química entre T. ibericum y A. gossypii son estrategias que deberían ser integradas dentro del protocolo de control contra el pulgón una vez quede bien definida su aplicación", afirma la investigadora.

Alberto Urbaneja, coordinador del Centro de Protección Vegetal y Biotecnología del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), presentará los últimos resultados de la inducción de defensas en el cultivo del pimiento, y cómo ésta puede ser útil en el manejo de plagas (trips, moscas blancas o pulgones) y enfermedades como el virus del bronceado del tomate (TSWV). "Mediante la emisión de sustancias volátiles de origen vegetal (HIPV), que la planta utiliza para comunicarse entre sí, las plantas de pimiento son capaces de activar mecanismos de defensa contra plagas y enfermedades", afirma. Estas defensas hacen que la planta de pimiento sea más resistente frente a varias especies plaga, más atrayentes para enemigos naturales y menos susceptible a la multiplicación de enfermedades. El uso de estos HIPV ofrece un nuevo enfoque para el manejo sostenible de plagas al aprovechar el potencial de la comunicación entre las plantas y aprovechar así sus mecanismos de defensa.

A la luz de estos resultados, en el IVIA se formuló una sustancia volátil en difusores de liberación controlada que emiten a tasas constantes durante períodos prolongados. "El uso de estos difusores permeables ya ha sido probado en condiciones de campo en tomate, con resultados positivos, y próximamente se ensayará en pimiento", avanza Urbaneja.

Caridad Ros, investigadora del Equipo de Protección de Cultivos del IMIDA, se centrará en el nematodo Meloidogyne sp., un patógeno de suelo que ha visto incrementada su incidencia en los cultivos de pimiento del sureste español en los últimos años, y su control mediante la biosolarización, que combina las técnicas de la solarización y de la biofumigación. "La biosolarización con subproductos de la industria y el uso de plantas resistentes podrían adaptarse al ciclo de cultivo de pimiento del Campo de Cartagena, solventando el problema de la necesidad de gran cantidad de materia orgánica en una fecha concreta y el adelantamiento del final del cultivo".

María Del Mar Guerrero, que también pertenece al Equipo de Protección de Cultivos del IMIDA, presentará las distintas alternativas de desinfección se han evaluado para paliar los problemas fitopatológicos y de fatiga provocados por el hongo del suelo Phytophthora spp., que se traduce en la reducción de crecimiento y producción de las plantas. Los ensayos realizados por el IMIDA en el cultivo de pimiento han demostrado que la biosolarización con enmiendas orgánicas compuestas por subproductos agroindustriales, solos o mezcladas con estiércol, se ha mostrado tan eficaz como los desinfectantes químicos para el control de Phytophthora spp., si se inicia en el mes de agosto. "La biosolarización, con las diferentes enmiendas ensayadas, ya se inicie en agosto o más tarde, es eficaz para paliar los efectos de la fatiga del suelo", asegura Guerrero.

Además de los investigadores, en el Encuentro participan un grupo de empresas que presentarán sus novedades en bioprotección, así como soluciones respetuosas con la fauna auxiliar y compatibles con las estrategias de gestión integrada o control biológico: Koppert, Biobest, Sipcam, UPL, Certis, Artal Smart Agriculture y Bioline AgroSciences.

La Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente de la Región de Murcia y el Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA) colaboran con Phytoma en la celebración de este Encuentro en el que se revisarán los inicios y la evolución del control biológico en pimiento, así como los principales desafíos actuales para hacer frente a plagas y enfermedades de una manera sostenible y respetuosa con el medio ambiente.