Inicio / Noticias

Nutrición y protección vegetal

Houston®, bioestimulante osmoprotector a base de aminoácidos y micronutrientes frente al estrés

Houston®, bioestimulante osmoprotector a base de aminoácidos y micronutrientes frente al estrés
Las condiciones ambientales adversas a un cultivo influyen de forma importante en su desarrollo, crecimiento, productividad y calidad de las cosechas. Estas pueden provocar lo que llamamos estrés abiótico, cuando es causado por el déficit hídrico, la salinidad, temperaturas extremas, la irradiación luminosa que tienen consecuencias en la fisiología de los cultivos.

El estrés abiótico provoca un desequilibrio osmótico de las células y tejidos vegetales, disminuyendo su metabolismo, salud y rendimiento. En fisiología vegetal el proceso de osmosis es la búsqueda de dicho equilibrio entre concentración de solutos; dentro y fuera de la pared celular; y el intercambio de agua a través de sus canales específicos de membrana.

Al intentar mantener este equilibrio las células pueden ganar o perder volumen de agua, acumulan especies reactivas de oxígeno, aumentar la oxidación celular, reducir la tasa fotosintética y ralentizar el metabolismo; pudiendo provocar finalmente la muerte celular.

En condiciones adversas de estrés ambiental, para mantener estable las condiciones intracelulares, muchas plantas incrementan su potencial osmótico a través de la acumulación de osmolitos intracelulares.

La glicina betaína, la prolina son sustancias con efecto osmoprotector que le sirven a la planta para equilibrar su balance hídrico celular. La aplicación exógena de glicina betaína para prevenir episodios de estrés abiótico o mitigar sus consecuencias acelera, por un lado, la respuesta de la planta y, por otro, le ahorra energía, pues ya no está obligada a sintetizarla. Lo cual se traduce en una mayor eficacia fotosintética y un mayor rendimiento de los cultivos. Houston® ha sido elaborado para inducir una respuesta más rápida en plantas bajo condiciones de estrés abiótico.

Es un bioestimulante especial de origen 100% vegetal autorizado en agricultura ecológica que incorpora en su formulación un conjunto de moléculas osmorreguladoras y antioxidantes permitiendo a los cultivos tolerar y recuperarse mejor del estrés abiótico. Su elevada concentración en glicina-betaína y prolina asegura una excelente tasa fotosintética, mejora la síntesis de proteínas y favorece la fisiología general de la planta. Su aplicación ha demostrado otros efectos positivos, visibles en las distintas fases fenológicas del cultivo: una mayor viabilidad del polen que favorece un aumento en el número de frutos cuajados y una mejora en cuanto al calibre, unos tejidos celulares más gruesos y resistentes, alargando la conservación en postcosecha aumentando la firmeza de los frutos y mayor consistencia en cultivos de hoja.

Beneficio de Houston®

La combinación perfecta entre osmoprotectores y aminoácidos para superar situaciones de estrés aporta una serie de beneficios:

• Permite que las plantas completen sus procesos fisiológicos con menor tensión hídrica.

• Aumento del rendimiento productivo gracias a una mayor tasa fotosintética.

• Mejora calidad de cosecha: reducción de fisiopatías relacionadas con desequilibrios hídricos (cracking o rajado y daños por heladas).

• Tejidos celulares más gruesos y resistentes alargando la conservación en postcosecha.

Modo y momento de aplicación

Houston® puede utilizarse de forma preventiva del estrés abiótico pues sus componentes son de fácil absorción y se acumulan rápidamente en el interior manteniendo su actividad y degradándose progresivamente.

Así permite alargar el efecto protector ante situaciones ambientales extremas, manteniendo el metabolismo de la planta a pleno rendimiento.

Se puede aplicar de forma foliar y por fertirrigación, durante todo el año a una dosis de 3-4 cc/l ó 3-4 l/ha en cultivos hortícolas. Kenogard recomienda una primera aplicación al comienza de la floración y aplicaciones cada 15 días durante la producción de fruto para aumentar el rendimiento del cultivo y reducir el rajado de la fruta.

En hortícolas de hoja se debe aplicar durante el crecimiento vegetativo para mejora de postcosecha. Se recomiendan aplicaciones foliares para obtener mejores resultados, y dependiendo del cultivo puede utilizarse en etapas de floración, desarrollo vegetativo y fructificación. Debido a su pH y composición Houston® puede mezclarse con la mayoría de abonos y fitosanitarios aunque es recomendable una prueba previa de compatibilidad.